VISIÕNBLOG+

La diplopía o visión doble: ¿por qué ocurre?

¿Alguna vez has tenido la sensación de ver doble algún objeto?, ¿sabes a qué puede deberse? El caso del motorista Marc Márquez ha hecho famoso el término diplopía que significa precisamente eso: ver doble. El Dr Bernardo Sánchez Dalmau, especialista en los trastornos neurooftalmológicos nos detalla las causas y los tratamientos de esta alteración visual. Lo más importante para poder actuar a tiempo: la detección precoz. Cuando lo notes, pide cita.

¿Qué es la diplopía?

La diplopía es el nombre técnico de la visión doble. Es una alteración visual que consiste en la percepción de dos imágenes de un mismo objeto. Dependiendo del lugar donde se produzca la superposición de las imágenes, puede darse de manera horizontal, vertical o diagonal. Debes saber que puede ocurrir de forma puntual o continuada. 

Lo más importante para poder tratar a tiempo una diplopía es acudir rápidamente al oftalmólogo cuando la suframos.

¿Hay distintos tipos de diplopía?

La diplopía puede ser unilateral (solo ves doble con un ojo) o binocular (te ocurre en los dos ojos):

DIPLOPÍA UNILATERAL O MONOCULAR. Este tipo de visión doble suele estar causado por trastornos oculares, es decir, intrínsecos del ojo, ya sea en la córnea, el cristalino o la retina del ojo afectado. No desaparece al tapar el otro ojo. Generalmente, la segunda imagen se ve como una sombra o relieve.

DIPLOPÍA BILATERAL O BINOCULAR. Bastante más frecuente es la diplopía binocular, con la visión de dos imágenes separadas del mismo objeto, que está presente con los dos ojos abiertos, y desaparece al ocluir uno de ellos. Dependiendo de la causa puede ser mayor en una zona de la mirada respecto a otra. Se produce por un desalineamiento entre ambos ojos. Puede ser horizontal, vertical, u oblicua (también torsional).

La diplopía binocular es la más frecuente y se produce por un desalineamiento entre ambos ojos.

¿Cuáles son las causas de la visión doble?

Entre sus causas encontramos los estrabismos descompensados, lesiones orbitarias –incluyendo la oftalmopatía tiroidea–, enfermedades neuromusculares –como la miastenia– y, sobre todo, las parálisis de alguno de los nervios que inervan a los músculos que mueven el ojo. Las causas de parálisis de estos nervios son diversas: traumatismos, trastornos vasculares o bien compresiones tumorales. 

¿Puede tener que ver con la edad?

En jóvenes las causas suelen ser traumáticas o tumorales, mientras que en pacientes mayores es más frecuente la causa vascular. Es decir, trastorno circulatorio que provoca isquemia en el nervio afectado.

¿Cuál es el proceso de diagnóstico?

En primer lugar, se debería acudir de forma inmediata a valoración por un especialista en el tema. A partir de una exploración exhaustiva, se determina el origen de la diplopía. El especialista determinará la necesidad o no de realizar pruebas complementarias para conocer la causa. El diagnóstico puede incluir prueba de neuroimagen (resonancia magnética cerebral generalmente), o algún tipo de análisis específicos para descartar miastenia ocular o trastorno tiroideo, si es que se sospecha a partir de la exploración. 

Bernardo Sánchez Dalmau

Dr. Sánchez Dalmau

"Lo más importante para poder tratar a tiempo una diplopía es acudir rápidamente al oftalmólogo cuando la suframos. Una exploración exhaustiva determinará su origen para poder tratar la causa"

¿Cómo se soluciona la visión doble? ¿Qué tratamientos efectivos existen?

Depende de la causa. Si la causa es extrínseca, es decir, compresión de alguno de los nervios por causa tumoral, en primer lugar hay que ver si es posible tratar el tumor. En casos de fractura orbitaria, puede precisarse cirugía correctora de la lesión ósea con carácter inmediato. Y, en aquellos casos de parálisis de nervio traumática o vascular, se opta inicialmente por una actitud inicial observadora.

En caso de no apreciarse mejoría espontánea al cabo de varias semanas o meses (dependiendo del nervio afectado), se puede intentar compensar el déficit de movimiento o la visión doble con prismas ópticos, con tratamiento con toxina botulínica –que se inyecta en el músculo que hace el efecto contrario al paralizado–, u optar por procedimientos quirúrgicos de reforzamiento del músculo afectado o debilitamiento del que hace el efecto contrario.

¿Qué tratamientos efectivos existen?

Depende del nervio paralizado y los músculos que inerve. En ocasiones puede precisarse más de una intervención sobre los músculos para corregir el trastorno. No en todos los casos es siempre posible corregir la diplopía en todos los campos de visión. Depende de la causa y la respuesta al tratamiento.  

Bernardo Sánchez Dalmau

Dr. Sánchez Dalmau

"El tratamiento de la diplopía depende del nervio paralizado y los músculos que inerve. En ocasiones puede precisarse más de una intervención sobre los músculos para corregir el trastorno"

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

PEDIR CITA

Rellena el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo para ofrecerte una cita lo antes posible.