Cirugía del glaucoma ¿Es el tratamiento que necesito?

Como hemos visto con anterioridad, la cirugía del glaucoma no suele ser el primer paso para el tratamiento de la hipertensión ocular con daño del nervio óptico. Sin embargo, puede salvar la vista del paciente si otras opciones de tratamiento del glaucoma no funcionan. Por otra parte, los medicamentos hipotensores oculares pueden causar efectos secundarios y, en ocasiones, puede hacer falta un descenso tensional «inmediato». En estos casos, la cirugía del glaucoma es la opción más conveniente. Veamos en qué casos es recomendable la operación del glaucoma, los diferentes tipos de cirugía de que disponemos y en qué consisten los cuidados postoperatorios. 

Tratamiento de la crisis de glaucoma agudo

La crisis de glaucoma agudo tiene una presentación del todo diferente al glaucoma crónico. La principal diferencia es la presencia de numerosos síntomas del glaucoma agudo: dolor muy severo ocular, pérdida de visión, fotofobia e incluso, en ocasiones, malestar general acompañado de nauseas y vómitos reflejos. La principal causa de crisis de glaucoma agudo es el bloqueo súbito y severo del humor acuoso o líquido intraocular en la cámara anterior del ojo.

Cirugía láser para el Glaucoma: La Trabeculoplastia láser selectiva (SLT)

La Trabeculoplastia Láser Selectiva (selective laser trabeculoplasty, SLT) es una alternativa eficaz y segura para el tratamiento del glaucoma. Así pues, este tipo de cirugía láser para el glaucoma, se puede ofrecer como primera línea de tratamiento a pacientes con esta patología y/o con hipertensión ocular. En lugar de iniciar un tratamiento médico, los pacientes con intolerancia a los fármacos para el glaucoma, que presentan la superficie ocular dañada o bien que no desean “depender” de un tratamiento tópico diario, pueden beneficiarse de la Trabeculoplastia Láser Selectiva.

Tratamiento médico del glaucoma: Fármacos para bajar la presión intraocular

Tratamiento médico del glaucoma o bajar la presión intraocular con colirios para el glaucoma

El tratamiento médico del glaucoma consiste, básicamente, en colirios o gotas oculares. Estos medicamentos para el glaucoma vienen instilados en el ojo, por el paciente, una, dos o tres veces al día. Dichos colirios hacen bajar la presión intraocular de manera efectiva. El rango de efectividad varía: desde un 30-34% de descenso tensional, los más eficaces; hasta un 15-20%, los menos potentes. Sin embargo, dichos colirios para el glaucoma no están exentos de efectos secundarios, tanto oculares como sistémicos. Por este motivo, es imperativo informar al paciente de las posibles alteraciones asociadas y preguntar por los antecedentes patológicos que puedan contraindicar su uso.

PEDIR CITA

+34.93.227.93.91

visionclinic@clinic.cat

Rellena el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo para ofrecerte una cita lo antes posible.